Reconocer el “Acercamiento” hacia un tema y sus posibilidades para el futuro

Share on facebook
Share on pinterest
Share on twitter
Share on whatsapp

¿Sabe usted reconocer una reacción aproximativa cuando se le presenta?

Recordará usted que en una reacción aproximativa es una acción que indica una moción hacia el tema (un objeto, una actividad o una situación) sobre la cual le interesa formular un enunciado de tendencia. Es un comportamiento que resulta al contacto con el asunto-meta, o un acercamiento a éste, o que lleva a concluir que aproximarse más sería probable en circunstancias apropiadas.

¿Cómo puede identificar una diversidad de comportamientos que indican reacciones aproximativas?

Bien podría comenzar observando a algunas personas que tienen evidentemente fuertes tendencias al acercamiento a determinadas actividades. ¿Qué hacen, que conduzca a usted a tales conclusiones?

Lo que le interesa es la conducta de su hijo; más específicamente descubrir datos que le permitan pronosticar la naturaleza del comportamiento futuro de su hijo respecto a determinado tema (en este caso biología). La observación del niño(a) durante una semana podría revelar lo que sigue:

  • En una semana el niño(a) en su historial de búsqueda tuvo varias búsquedas con el tema de biología, ahí dedicó 70% del tiempo a leer artículos de biología.
  • El martes por tarde el niño dedicó tiempo para ver videos sobre biología, para ello canceló una cita con su amiga o una hora de juegos.
  • El miércoles pidió dinero para adquirir textos de biología e instrumental para disección.
  • El niño no se ha perdido, ni ha llegado tarde nunca una clase de biología y sí ha fallado en dos o tres ocasiones a clases de los demás cursos.
  • Hace preguntas sobre los temas abordados en clase o sobre puntos que él ha investigado.

Como puede ver, la gente que se halla muy inclinada hacia una materia, habla mucho sobre ésta, anima a los demás a que participen, lee y compra libros sobre la misma, asiste a pláticas acerca del tema, publica escritos y estudia carreras relacionadas con el mismo, se inscribe en otros cursos sobre la especialidad y dedican a estudiarla todo el tiempo que pueden.

En términos generales podemos afirmar que las personas con firmes tendencias a una asignatura siguen buscando más experiencias en ésta, preferentemente a otras también convenientes.

Mientras más energéticamente sean atraídas por una materia, mayor número de obstáculos vencerán para colocarse y permanecer en contacto con ella.

No obstante las tendencias aproximativas sólo son la mitad de la historia, ya que hay también, temas que algunas personas tienden a evitar. Si podemos identificar reacciones que nos lleven a concluir que una persona se inclina a un asunto, podríamos asimismo identificar reacciones que indiquen la tendencia a apartarse de un tema.

El niño con tendencia evasiva podría tener las siguientes acciones:

  • El martes trató de convencerlo de faltar al curso de matemáticas.
  • El maestro le comenta que no entregó a tiempo 3 o 4 tareas de matemáticas.
  • El lunes y miércoles llegó tarde a clase; el viernes olvidó que tenía clase.
  • El maestro de matemáticas lo cita para ver problemas de conducta con el niño y le comenta que a menudo se queja de que las matemáticas estaban desconectadas de la realidad.
  • No muestra interés en la materia y no estudia para ella.
  • Durante una platica con el niño descubrió que éste se halla convencido de que carece de actitud para las matemáticas, de que no puede aprenderlas, de que nunca las necesitará y sería feliz si jamás volviese a oír o mencionar el tema.

Los tres siguientes sistemas lo auxiliarán a mejorar su habilidad para localizar minuciosamente las reacciones aproximativas y las evasivas.

  1. Piense en lo que le gusta a un amigo suyo, y pregúntese después qué es lo que él hace o dice, que lleve a usted hacer tales conclusiones.
  2. Cuando escuche que alguien comenta los gustos, aversiones o actitudes de otro, pregunte qué dice o qué hace esa persona para atribuirle esos comentarios.
  3. Si puede anote los hechos que lo hagan pensar que el niño está dispuesto, favorablemente o no, hacia una materia. (no hace nunca la tarea, lleva siempre el libro de texto, habla siempre sin cesar de la asignatura, etc.).

Las reacciones aproximativas y evasivas son la materia prima con la que hacemos pronóstico sobre la conducta futura; son la evidencia circunstancial que nos permite emitir opiniones acerca de las tendencias.

Podemos actuar para desarrollar y fortalecer las tendencias a acercarse alguna asignatura, y averiguar si logramos nuestro propósito.

La comunicación entre padres y profesores debe basarse en una relación de transparencia y sinceridad para que sea efectiva.

Fuente: Robert Mager. Actitudes Positivas en la Enseñanza, Edit. Pax-México. P.p. 35-44

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

20 − 8 =

El autoconcepto: el encuentro con uno mismo

El autoconcepto: el encuentro con uno mismo

¿Quiénes somos? la pregunta no es nueva, probablemente ha atormentado a la humanidad desde el amanecer de la civilización. Con el autoconcepto, veremos la forma en que cada persona se valora y evalúa a sí misma.

Los Recursos Afectivos Dentro del Aula

Los Recursos Afectivos Dentro del Aula

¿Sabías que el vínculo que existe entre el adolescente y el maestro son los cimientos sobre los que se edifican sus conocimientos académicos? Además, la calidad con que se desarrolle este vínculo da la mejor oportunidad tanto al maestro como al alumno para crecer como personas y aprender el uno del otro.