Gimnasia para el cerebro

Share on facebook
Share on pinterest
Share on twitter
Share on whatsapp

El movimiento corporal como puerta de entrada al aprendizaje.

Cada día que pasa, la ciencia descubre más acerca de nuestras mentes y nuestros cerebros, como funcionan y particularmente, por qué no trabajan o están alejados de sus niveles óptimos.

Los avances en las neurociencias nos han revelado la fina conexión cerebro-cuerpo, lo cual ya había sido comprendido por los creadores orientales del Tai Chi, la Yoga y otras disciplinas dedicadas a la salud de la mente-cuerpo-espíritu.

La acumulación de tensión y ansiedad propios del estilo de vida moderno, hace que nuestros cerebros se apaguen, se desconecten, se pongan en “off”. La Gimnasia para el Cerebro® / Brian Gym® -término acuñado por Paul Dennison-, nos da respuestas prácticas y sencillas para que podamos equilibrar los efectos de la tensión y alcancemos un estado óptimo – nos pongamos en forma – para aprender, pensar y concentrarnos en cualquier momento… en cualquier lugar…

Hasta hace muy poco tiempo, estamos hablando de finales de la década de 1970 e inclusive a lo largo de 1980, existía en Occidente una comprensión muy pobre con respecto a la importancia de la conexión mente-cuerpo. Sin embargo, Paul Dennison, profesor y psicólogo clínico de Ventura, California, reconoció la conexión mente-cuerpo y decidió utilizarla para ayudar a personas con problemas de atención y aprendizaje. Ahora, 20 años después, y gracias al soporte de la investigación cerebral, tenemos a la Gimnasia para el Cerebro® como resultado de los esfuerzos pioneros del Dr. Dennison.

La Gimnasia para el Cerebro® se enseña en la actualidad en 80 países y está beneficiado significativamente a gente de todos los estilos de vida. A pesar de su sencillez, es muy profunda – y asequible a quienquiera que tenga un cerebro y un cuerpo, o sea, ¡a todos!

Entonces, ¿qué es la Gimnasia para el Cerebro®?

Consiste en parte, de una serie de 26 movimientos corporales extremadamente sencillos. Esos movimientos están diseñados para ayudarnos a “prender”, “enchufar”, “conectar” ambos hemisferios de nuestro cerebro, para que estés en la mejor de las formas para realizar cualquier actividad que desees hacer. Muchas personas aprenden los movimientos básicos y los practican diariamente para “encender” y “sintonizar” sus cerebros, ayudándose a sí mismos a estar más centrados, enfocados, atentos y con energía. Cuando se utilizan estos movimientos, es posible realizar cambios poderosos y permanentes en áreas donde nos sentimos poco confiados o incapaces. Algunos pocos ejemplos de cómo algunas personas pueden lograr tales cambios positivos, incluyen la posibilidad de mejorar la habilidad para organizar la vida, el trabajo y el tiempo; transformar la comunicación con otras personas, restablecer el equilibrio en situaciones muy emocionales, o realizar algo que siempre nos había dado miedo a emprender.

Un ejemplo de Gimnasia para el Cerebro®

Todos nos llegamos a sentir tensos, estresados o aprehensivos. Es natural. Una primera recomendación es beber un vaso de agua pura. Otras bebidas no son adecuadas, porque inician el proceso digestivo. Es muy importante mantenernos hidratados: sabemos en la actualidad que la deshidratación es una de las principales causas del estrés. Lo siguiente, es colocar tus manos enfrente de ti, con las palmas hacia arriba. Juntas tus manos por sus bordes, entre la base de tu dedo meñique y el comienzo de la muñeca, como si estuvieras aplaudiendo. Haz este movimiento enérgicamente pero con gentileza, unas 30 veces.

Este movimiento “tranquilizador” anula la respuesta natural al estrés del cuerpo que genera adrenalina y el deseo de “pelear o huir”. Inténtalo y observa como te sientes.

Los antecedentes de la Gimnasia para el Cerebro®

A principios de 1980, el Dr. Dennison intentó ayudar a personas con problemas de comportamiento, comunicación o aprendizaje: dislexia, hiperactividad, atención deficiente, etc., con diversas rutinas de movimientos y ejercicios tomados de Oriente, de la danza moderna, el atletismo y muchas otras fuentes. Investigó el área de la Kinesiología, (ciencia que estudia el movimiento muscular del cuerpo); el desarrollo de los niños, pediatría, psicología, neurología y otras disciplinas en su búsqueda de formas para afectar positivamente y estimular el cerebro. A través de este enfoque ecléctico de “ensayo y error”, adaptó y simplificó una serie de ejercicios que fueron demostrando en forma creciente resultados positivos en la gente con la que estaba trabajando finalmente, llegó a los 26 movimientos clásicos que enseñamos en la actualidad. Siendo él mismo disléxico, el Dr. Dennison ayudó inicialmente jóvenes que habían sido considerados como “fracasos” por sistema educativo convencional.

Los movimientos de la Gimnasia para el Cerebro® fueron exitosos con estas personas, quienes se volvieron a sentir capaces de participar en integrarse a la escuela, la familia y la sociedad en una forma más armoniosa y efectiva. En la actualidad, se enseña también a estudiantes de altos logros y que no tienen problemas de aprendizaje, para desempeñarse aún mejor, en formas más eficientes y efectivas. 

¿Cuáles son los beneficios que nos aporta la Gimnasia para el Cerebro®?

Te ayuda a lograr la comunicación entre tu cerebro y tu cuerpo. Hacerlo significa eliminar estrés y tensiones de tu organismo; el mover energía bloqueada y permitiendo que las energías fluyan fácilmente en el complejo mente-cuerpo; al asegurarte de que tienes suficiente agua en tu cuerpo y al activar nuevas neuronas o “conexiones” entre las células neurológicas de las diversas partes de tu cerebro y tu cuerpo.

Todo lo que has aprendido a lo largo de tu vida se ha almacenado en tu mente-cuerpo en diversas “avenidas” nerviosas (neurológicas).  Aún si has aprendido a hacer algo mal, tienes el “programa interno erróneo” almacenado dentro de ti. Este mismo programa o “huella impresa” en tu sistema nervioso se activa cada vez que intenta realizar esa acción, con el resultado usual. Con la Gimnasia para el Cerebro® te ayudamos a reemplazar el programa viejo e ineficiente, con una red neuronal mucho más fuerte, motivadora y efectiva. Conforme usas este nuevo “programa”, más fuerte se hace y las conexiones entre las partes de tu cerebro que requieres para una tarea en particular se logran con más rapidez y facilidad. 

En suma, te ayuda a aprender con efectividad y “holísticamente” al utilizar la TOTALIDAD de tu cerebro y tu cuerpo. “El movimiento es la puerta de entrada al aprendizaje”.

En la actualidad, se enseña a todas las personas, desde 4 a 104 años de edad, a miembros del público, en empresas privadas, escuelas y universidades con estudiantes excelentes.

Te enseña una mejor manera de manejar y superar la sensación de estar “rebasado, abrumado”, qué sientes cuando estás bajo tensión, y es un pasaporte para que veas nuevas posibilidades en todos los aspectos de la vida y del trabajo, ayuda a concentrarte, a equilibrarte, a pensar, recordar, ser creativo, escuchar o leer, a realizar cualquier tipo de actividad en la cual tengas dificultades.

Pudiese sonar demasiado bueno para ser verdad o demasiado simple, pero está demostrada, es natural y logra que “toda tu mente y tu cuerpo” trabajen juntos y en armonía para ti. Hemos ayudado a gente para que enfrente retos específicos, por ejemplo, ser capaces de decir algo difícil a alguna amistad o pariente, o mejorar la calidad de la escucha o de la visión. Otros lo usan para superar limitaciones emocionales, familiares y psicológicas, hábitos, bloqueos que les han aquejado por un largo tiempo. Algunas personas piensan que es tan sólo para personas con “problemas de aprendizaje”, pero esto es un error, ¡es para todos!

Fuente:
Brain Gym® – Gimnasia para el Cerebro® y Educational Kineslogy® – Kinesiología Educativa® del Dr. Paul Dennison y de la Brain Gym® Internacional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro + 16 =

El autoconcepto: el encuentro con uno mismo

El autoconcepto: el encuentro con uno mismo

¿Quiénes somos? la pregunta no es nueva, probablemente ha atormentado a la humanidad desde el amanecer de la civilización. Con el autoconcepto, veremos la forma en que cada persona se valora y evalúa a sí misma.

Los Recursos Afectivos Dentro del Aula

Los Recursos Afectivos Dentro del Aula

¿Sabías que el vínculo que existe entre el adolescente y el maestro son los cimientos sobre los que se edifican sus conocimientos académicos? Además, la calidad con que se desarrolle este vínculo da la mejor oportunidad tanto al maestro como al alumno para crecer como personas y aprender el uno del otro.